Números 10

Números 10:1 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:
Números 10:2 Hazte dos trompetas de plata; de obra de martillo las harás, las cuales te servirán para convocar a la congregación, y para poner en marcha los campamentos.
Números 10:3 Y cuando las tocaren, toda la congregación se reunirá ante ti a la puerta del tabernáculo de la congregación.
Números 10:4 Mas cuando tocaren sólo una, entonces se reunirán ante ti los príncipes, las cabezas de los millares de Israel.
Números 10:5 Y cuando tocareis alarma, entonces marcharán los que están acampados al oriente.
Números 10:6 Y cuando tocareis alarma la segunda vez, entonces marcharán los que están acampados al sur; alarma tocarán para sus partidas.
Números 10:7 Pero cuando hubiereis de reunir la congregación, tocaréis, mas no con toque de alarma.
Números 10:8 Y los hijos de Aarón, los sacerdotes, tocarán las trompetas; y las tendréis por estatuto perpetuo por vuestras generaciones.
Números 10:9 Y cuando saliereis a la guerra en vuestra tierra contra el enemigo que os atacare, tocaréis alarma con las trompetas; y seréis recordados delante de Jehová vuestro Dios, y seréis salvos de vuestros enemigos.
Números 10:10 Y en el día de vuestra alegría, y en vuestras solemnidades, y en los principios de vuestros meses, tocaréis las trompetas sobre vuestros holocaustos y sobre los sacrificios de vuestras ofrendas de paz, y os serán por memorial delante de vuestro Dios: Yo Jehová vuestro Dios.
Números 10:11 Y sucedió que en el año segundo, en el mes segundo, a los veinte días del mes, la nube se alzó del tabernáculo de la congregación.
Números 10:12 Y partieron los hijos de Israel del desierto de Sinaí según el orden de marcha; y la nube se detuvo en el desierto de Parán.
Números 10:13 Y partieron la primera vez de acuerdo al mandato de Jehová por mano de Moisés.
Números 10:14 Y la bandera del campamento de los hijos de Judá comenzó a marchar primero, por sus escuadrones; y Naasón, hijo de Aminadab, estaba sobre su ejército.
Números 10:15 Y sobre el ejército de la tribu de los hijos de Isacar, Natanael, hijo de Zuar.
Números 10:16 Y sobre el ejército de la tribu de los hijos de Zabulón, Eliab, hijo de Helón.
Números 10:17 Y el tabernáculo fue desarmado, y los hijos de Gersón y los hijos de Merari, partieron llevando el tabernáculo.
Números 10:18 Luego comenzó a marchar la bandera del campamento de Rubén por sus escuadrones; y Elisur, hijo de Sedeur, estaba sobre su ejército.
Números 10:19 Y sobre el ejército de la tribu de los hijos de Simeón, Selumiel, hijo de Zurisadai.
Números 10:20 Y sobre el ejército de la tribu de los hijos de Gad, Eliasaf, hijo de Dehuel.
Números 10:21 Luego comenzaron a marchar los coatitas llevando el santuario; y entre tanto que ellos llegaban, los otros acondicionaron el tabernáculo.
Números 10:22 Después comenzó a marchar la bandera del campamento de los hijos de Efraín por sus escuadrones: y Elisama, hijo de Amiud, era sobre su ejército.
Números 10:23 Y sobre el ejército de la tribu de los hijos de Manasés, Gamaliel, hijo de Pedasur.
Números 10:24 Y sobre el ejército de la tribu de los hijos de Benjamín, Abidán, hijo de Gedeón.
Números 10:25 Luego comenzó a marchar la bandera del campamento de los hijos de Dan por sus escuadrones, recogiendo todos los campamentos: y Ahiezer, hijo de Amisadai, estaba sobre su ejército.
Números 10:26 Y sobre el ejército de la tribu de los hijos de Aser, Pagiel, hijo de Ocrán.
Números 10:27 Y sobre el ejército de la tribu de los hijos de Neftalí, Ahira, hijo de Enán.
Números 10:28 Éste era el orden de marcha de los hijos de Israel por sus ejércitos, cuando partían.
Números 10:29 Entonces dijo Moisés a Hobab, hijo de Reuel madianita, su suegro: Nosotros vamos hacia el lugar del cual Jehová ha dicho: Yo os lo daré. Ven con nosotros, y te haremos bien; porque Jehová ha hablado bien respecto a Israel.
Números 10:30 Y él le respondió: Yo no iré, sino que me marcharé a mi tierra y a mi parentela.
Números 10:31 Y él le dijo: Te ruego que no nos dejes; porque tú sabes dónde debemos acampar en el desierto, y nos serás en lugar de ojos.
Números 10:32 Y será, que si vinieres con nosotros, cuando tuviéremos el bien que Jehová nos ha de hacer, nosotros te haremos bien.
Números 10:33 Así partieron del monte de Jehová, camino de tres días; y el arca del pacto de Jehová fue delante de ellos camino de tres días, buscándoles lugar de descanso.
Números 10:34 Y la nube de Jehová iba sobre ellos de día, desde que partieron del campamento.
Números 10:35 Y fue, que al moverse el arca, Moisés decía: Levántate, Jehová, y sean disipados tus enemigos, y huyan de tu presencia los que te aborrecen.
Números 10:36 Y cuando ella asentaba, decía: Vuelve, Jehová, a los millares de millares de Israel.